REALIDAD Y FICCIÓN                                                                                                                                           Edición de la página

                                        FILOSOFÍA, LITERATURA, ARGUMENTACIÓN, CIENCIA, ARTE                                                                   Escríbenos

                             

                                lindaraja    REVISTA de estudios interdisciplinares y transdisciplinares. ISSN:  1698 - 2169

 

 

Volver a la Revista Lindaraja

 

 

 

 

Revista Lindaraja

nº  19, noviembre de 2008

 

 

EL HOMBRE EN GIORDANO BRUNO

Esther Zarzo Durá

 

 

 

 

0.      Resumen:

 

            El presente trabajo aborda la Noción de Hombre que se abre a comienzos de la Modernidad, cuyo principal exponente fue Giordano Bruno. Un Hombre como Desdelimitación de si, Doblez sin Original de una Naturaleza Infinita e Inagotable.

 

            Explicitaremos primero los Argumentos Metafísicos a favor de la In-finición del Universo, para después observar las repercusiones ontológicas, epistemológicas y éticas que tienen sobre la Noción de Hombre.

 

            Finalmente, señalamos algunos paralelismos con la actualidad, intentando aprender de lo que hizo Giordano, trasladándolo a nuestros días.

 

 

1. Contexto Histórico:

 

Situémonos, en el Siglo XVI, Italia:

Estamos en la Primera Etapa del Proceso de Transición del Feudalismo al Capitalismo. Punto de desbordamiento de la Noción de Realidad Vigente: una Cosmología Aristotélico-Cristiana que define a un hombre-criatura, justificando la Jerarquía de Poder Eclesiástica.

 

Tenemos varios pensadores como Giovanni Pico della Mirandola (1463 Italia- 1494) o Tomaso Campanella (1568 Italia- 1639), que atisban entre los desbordamientos de las constricciones eclesiásticas, un Hombre Renaciente como Núcleo de Libertad con poder para organizar su Vida en un Estado Secular, donde el Vulgo disfrute de los beneficios de la Filosofía, aunque sea conociéndola indirectamente.

 

Tales atisbos se habían intentado frenar con el Edicto de Tempier en 1277: condenando el Método Averroísta de Comentario Racional independiente de la fe y varias Tesis del Necesitarismo Aristotélico, reafirmaba la Potencia Absoluta de Dios, y consecuentemente, de su intermediario en la Tierra, la Jerarquía Eclesiástica.   

Sin embargo, estas constricciones no se ejecutaron en las Facultades de Arte italianas, gracias a que en ellas no predominaba la Teología sino el Derecho y la Medicina.

 

Filippo Bruno (1549 Nola- 1600 Roma) se forma en Nápoles como Monje Dominico. Estudia Humanidades, Dialéctica, Filosofía Aristotélica y Teología Tomista. Pluralidades por las que es acusado en varias ocasiones de desviarse de la Doctrina Religiosa, ya que rechazaba la iconografía y demás.

Termina colgando los Hábitos y comenzando su interminable peregrinación.

  

En esta época, la alianza entre el Poder Eclesiástico y el Civil es cada vez más inestable. La Reforma, las Guerras de Religión, la Colonización de América, los inexplicables acontecimientos celestes (Cometa de Brahe en 1577, Nova en Casiopea de 1572, la Predicción del Apocalipsis fechada en 1588, etc.) están sembrando inquietud y desestabilizando el Orden Social.

 

Bruno razona que la intranquilidad procede de que tales fenómenos están cuestionando la existencia de los Límites Infranqueables jerarquizadores del Cielo, dejando ver la Falibilidad de la Jerarquización del Mundo.

Recurre entonces a otras fuentes de conocimiento a parte de las Eclesiásticas, combinando distintos modelos de razonamiento: Cosmología Copernicana con Magia Natural de Tradición Hermética, Mnemotecnia, Cábala, la llamada Prisca Theologia (=Religiones Egipcia, Caldea y Griega), Falsafa Islámica, nociones averroístas, cusanas, erasmianas…

Si demostrara la nulidad de la Metafísica Teológica vigente (llamada por él la Bestia Triunfante, o valores subvertidos de la Cristología) podría sacar a la luz una Noción de Hombre liberado de la noción limitadora que predica la Iglesia: Abierto a lo que Es.

 

Describe entonces la Teología del momento en el Spaccio della bestia trionfante (1585), como la Estructura de Poder de la Autoridad Papal, que no hace más que repetir “fes” pasadas, centrada en el Pedantismo (=Saber Excluyente) especializado en gramáticas y lingüísticas, sin permitir la Reflexión.

Su Noción de Hombre como indefensión absoluta en un Mundo jerarquizado y desacralizada, creatura finita de un Dios arbitrario; Attonitus dedicado al auto-sacrificio e inútil para superar la linealidad hacia la temida Muerte, de la que sólo puede ser salvado por un Cristo revelado, ha acabado con la Seguridad Moral y la Paz Social.

Unos valores subvertidos y degenerados que degradan al Hombre en pro de la Jerarquía Económico-Eclesiástica, en proceso de expansión con la Colonización Americana (=conversión forzosa, motivada económicamente y justificada por un Fin del Mundo inminente); que impiden, además, la formación de un posible Poder Unificador con los Estados Modernos que empiezan a surgir.

 

 

2. Noción de Realidad Unitaria:

 

Giordano observa críticamente las irregularidades celestes y señala que serían explicadas si las Esferas Sólidas no existiesen, es decir, si el Copernicanismo, fuese Metafísico, es decir, Realista.

Recordemos que tal Sistema había sido relegado por el teólogo protestante Andreas Osiander (1498 Alemania- 1552), prologuista del De Revolutionibus orbium colestium de Nicolás Copérnico (1473 Polonia-1543), a Instrumento de Cálculo para Salvar las Apariencias, sin ninguna relación con la Realidad y que no se había pronunciado sobre la posible Infinitud Exterior de la Esfera de las Estrellas Fijas.

 

El astrónomo Thomas Digges (1545-1595) , discípulo de Copérnico, en 1576, se aproximó a esta conclusión, pero mantuvo la Jerarquía Ontológica al igualar ese Orbe Infinito Tridimensional de Estrellas, para él aun fijas, con La Morada de Dios.

 

Bruno aventuró además el Movimiento de todas las Estrellas en un Espacio Neutro, sin Esferas Sólidas. Sin éstas, la Esfera de las Estrellas Fijas que contendría el Mundo tampoco existiría, con lo que las Estrellas innumerables quedarían esparcidas arbitrariamente por un Espacio Etéreo Tridimensional, homogéneo materialmente (=cuatro elementos), indiferente, y capaz de albergar todo.

Los Astros tendrían Principio de Movimiento Propio, en órbitas no perfectas, con temporalidades distintas.

 Y extrapolando el Sistema Solar, por Razón Suficiente, nada impide que existan unos Astros con luz propia (=Soles); y otros que sólo la reflejen por tener agua (=Tierras), donde podría surgir la Vida por Generación Espontánea (=Poli-génesis).

 

La demostración de que el Límite de la Esfera de las Estrellas Fijas era una construcción fantástica, una confusión entre Realidad y Explicación, abriría la posibilidad de una Naturaleza (= Materia-Principio de Movimiento Interno indivisibles) homogénea, extensiva y temporalmente ilimitada, es decir, la posibilidad de un Universo Infinito en Acto, del cual el Hombre sería una parte de igual categoría.

 

 

3. Argumentación Metafísica a favor del Infinito:

 

En De l´Infinito Universo e Mondi (1584) tratará de argumentar metafísicamente esta posibilidad.

 

Tengamos en cuenta que Bruno es un Filósofo de la Naturaleza: Física, Cosmología, Metafísica, Teología, y Ética están unidas para él; así que está “cantando” una Posibilidad Metafísica, no “demostrando” una Astronomía.

Creer esto último fue lo que llevó a los astrónomos del momento a no tener en cuenta ninguna de sus hipótesis. Al descalificarle matemáticamente por afirmaciones como que la Luna era el planeta gemelo de la Tierra, que los cometas eran planetas, o su particular reorganización de los Planetas Inferiores, no vieron que su Exaltación Imaginativa, por Razones Vivas, del Infinito y del Hombre; era la Cosmología, la Física Base, del Copernicanismo Astronómico, que permitiría cohesionarlo con las Ideologías de la Sociedad.

 

Dado que para Giordano Cosmología y Teología van unidas, argumentará la nombrada Posibilidad del Infinito en dos partes:

 

*Primero Cosmológicamente, a través de la definición de Lugar como Capacidad Pasiva Infinita de albergarlo todo.

* Y después, Teológicamente, partiendo de la Potencia Activa Infinita, intensiva y extensiva.

 

Esto es, desde el Efecto Infinito (=Naturaleza) y desde el Eficiente Infinito (=Dios), dando la Razón Suficiente y la Necesaria de la Argumentación Metafísica del Infinito por Senso Regolato.

 

 

3.1. Razón Suficiente: Desde el Efecto Infinito:

 

Por la primera va contraponiendo punto por punto la Cosmología Metafísica Finitista Aristotélico-Ptolemaico-Escolástico-Cristiana, con esta Posibilidad Infinitista, desvelando que la única justificación de aquella es la Autoridad, es decir, que sólo existe verbalmente.

 

 

 

 

COSMOLOGIA FINITISTA ARISTOTELICO-CRISTIANA.

 

COSMO-ONTOLOGIA INFINITISTA DE G. BRUNO: COPERNICANISMO METAFISICO REALISTA.

 

 

BASE: ESTATICIDAD-IDENTIDAD.

 

 

BASE: MUTACIÓN DE LA SUSTANCIA ETERNA.

 

 

CREENCIA EN LA INFALIBILIDAD DEL SISTEMA JERARQUIZADO DEL SENTIDO COMÚN.

 

 

PEDANTERIA.

 

RAZONAMIENTO PROPIO DE LOS DOS TÉRMINOS DE LA CONTRADICCIÓN GUIADO POR EL SENTIDO RECTIFICADO.

 

EXPERIMENTOS MENTALES= =CONOCIMIENTO ASINTÓTICO.

 

 

 

LIMITACIÓN Y CENTRALIZACIÓN.

 

 

DESREGIONALIZACIÓN Y UNIVERSALIZACIÓN.

 

 

1) MUNDO:

   CREADO.

FINITO.

JERARQUIZADO.

GUIADO POR LA PROVIDENCIA.

FUERA DEL MUNDO NO HAY NI LUGAR, NI TIEMPO, NI VACIO, NI CUERPO SENSIBLE.

 

1) HAY SUSTANCIA:

INCREADA.

INFINITA.

DESJERARQUIZADA.

EVOLUCIONA POR SI.

NO HAY LÍMITE.

ETERNA.

                  

       

 

2) UNIDAD DEL PRIMER MOTOR INMOVIL.

 

2) ESPACIO INFINITO E INMOVIL.

 

ASTROS FINITOS PERO INNUMERABLES, CON PRINCIPIO DE MOVIMIENTO.

 

 

3) LUGAR-SUPERFICIE=

LÍMITE DEL CUERPO CONTINENTE= ACCIDENTE DE LA SUSTANCIA= SIN CUERPO NO HAY ESPACIO=

DEFINICIÓN MATEMÁTICA.

 

SI ES FINITO, NO HAY VACIO.

 

3) ESPACIO TRIDIMENSIONAL= RECEPTÁCULO DE CUERPOS GENERAL, HOMOGÉNEO E INDIFERENTE.

 

 

LA FINITUD NO ELIMINA EL VACIO

    (=CAPACIDAD DE ALBERGAR).

 

 

4) DISTINCIÓN DE LOS HORIZONTES RESPECTO A LOS CENTROS.

 

 

 

MOVIMIENTOS DE LOS CUERPOS DEFINIDOS COMO NATURALEZA INTRÍNSECA.

 

CONTRARIOS ALEJADOS ENTRE SI LO  MÁXIMO POSIBLE.

 

4) RELATIVIDAD DEL PUNTO DE OBSERVACIÓN=

CUALQUIER PUNTO ES UN POSIBLE CENTRO.

 

MOVIMIENTOS RELATIVOS.

 

 

INTERINFLUENCIA DE CONTRARIOS.

 

 

5) MECANISMO DE ESFERAS CONTIGUAS EN CONTACTO EN TORNO A UN CENTRO.

 

 

 

5) MOVIMIENTO PROPIO DE LOS ASTROS POR EL ESPACIO ETEREO E INFINITO.

 

6)  ESPACIOS TRIANGULARES. INTERMUNDIA DE NATURALEZA DISTINTA.

 

6)ESPACIO ETEREO HOMOGÉNEO=

MISMA MATERIA-INTELECTO=

CUATRO ELEMENTOS=

INTER-ALIMENTACIÓN DE CONTRARIOS=

AUTOCONSERVACIÓN.

 

HABITABILIDAD POSIBLE:

 

SURGIMIENTO DE VIDA:

GENERACIÓN EXPOTÁNEA.

 

REPRODUCCIÓN DE VIDA:

SEXUAL.

 

7) INFINITO EN ACTO NO EXISTE.

 

POTENCIA Y ACTO DIVINOS DISTINTOS.

 

7) INFINITO EN ACTO.

 

PRINCIPIO DE PLENITUD= POTENCIA- VOLUNTAD -ACCIÓN COINCIDEN EN DIOS.

 

 

8) COSAS DETERMINADAS Y PASIVAS NO SE CORRESPONDEN CON LA EFICIENCIA Y POTENCIAS ACTIVAS DE DIOS.

 

 

8) INTELECTO= CAPACIDAD ADITIVA INFINITA.

 

SI SE CORRESPONDEN.

 

9) UNA HUMANIDAD REDIMIDA POR CRISTO.

CONVERSION FORZADA ANTE EL FIN DEL MUNDO INMINENTE.

 

 

 

 

 

9) PLURALIDAD MULTIPLICADA POR SEPARACIÓN=

MUESTRA DE LA RIQUEZA DEL INFINITO.

NO SOMETIMIENTO.

 

 

 

10) CONTIGÜIDAD ENTRE MUNDOS.

MOVIMIENTO DE UNO DE LOS MUNDOS=ESTASIS DEL OTRO.

 

 

10) NO HAY CONTACTO POR CONTIGÜIDAD.

 

11) ESTE MUNDO ES PERFECTO.

EXISTENCIA INNECESARIA DE OTROS MUNDOS.

 

 

11) PERFECCIÓN DEL UNIVERSO= EXISTENCIA NECESARIA DE MUNDOS INNUMERABLES.

 

 

 

3.2. Razón Necesaria: Desde el Eficiente Infinito:

 

De modo que la totalidad de Lo Que Hay sin originales, podría describirse como:

 

*El Mundo Metafísico Ante Rem de El Ser: lo es todo y se auto-conoce unitariamente.

Sería la Divina Sustancia Infinita cuya potencia produce necesaria e infinitamente el Universo tanto intensiva como extensivamente. Esto es, queriendo hacer Infinito Cualitativamente en Mundos Innumerables y pudiendo hacerse Infinito Cuantitativamente en Universo Infinito.

En si es irrepresentable y por tanto escapa a la Comprensión Intelectual.

 

* El Mundo Físico natural In Re del Universo Infinito y los Innumerables Mundos: lo hace todo.

Es ontológicamente Uno con la Infinita Potencia del Mundo que da movimiento y forma a la materia desde dentro. Siendo accesible a la Comprensión.

 

* El Mundo Racional Post Rem de las Inteligencias Humanas y Supra-Humanas: se hacen todo.

Es una parte de la Naturaleza que de modo temporal actualiza el Entendimiento Universal en Lenguaje y Representaciones. Es el intermedio entre el Mundo Sensible y el Inteligible que permite reflejar las especies dadas a la sensibilidad, un Lugar de Representación.

 

Es una Realidad Monadológica y Fractal.

 

* Monadológica por la unidad ontológica del Universo con su Causa Divina: un “Efecto Espejo” sin original, como Doblez, siendo las dos igual de infinitas en un Continuo.

 

* Y Fractal, pues la unidad más grande y la más pequeña son igualmente Materia-Intelecto orgánica y viviente. Singularidades reversibles en un Sistema Global de correspondencias analógicas, donde cada punto es un centro de observación relativo, ya que la ordenación en base a centro-periferia-horizonte-límite, no es más que la proyección del Sentido de la Vista Humano a la Estructura del Universo; su empobrecedora antropomorfización.

 

Es muy fácil de entender si decimos que El Ser es el Amor, la Naturaleza la Amada, y la Racionalidad el Amante; quien se une al amor a través de la amada, “UNA” con su “Efecto Espejo” sin original, el Amor.

 

El ejemplo que utiliza en De la Causa, principio e uno (1584), también es muy ilustrativo: El punto (=Naturaleza), que es Uno con la Unidad (=El Ser) es el principio de la línea (=Racionalidad), y pertenece a ella, pero no es su Causa.

 

 

4. Conocimiento de la Realidad Infinita y Una:

 

Cómo comprender la Naturaleza Unitaria, lo tenemos en De umbris idearum (1582) y Le cene delle ceneri (1584) celebrada por Lo Inconcebible.

 

Utiliza un lenguaje muy difuso, propio de un Mago visionario, pues tiene a mano el Lenguaje Aristotélico al que debe llevar a su límite para poder decir lo que está “más allá” de él, pero creemos que puede ser organizado en las siguientes definiciones y distinciones teóricas:

 

4.1. Intelecto Particular:

 

 El Intelecto Particular tiene cuatro facultades inter-relacionadas sólo distinguibles en teoría.

 

Todo Conocimiento comenzaría en la Sensación, que sería trabajada en la Fantasía (=intermedio entre la delimitación conceptual y la copia-vestigio de las Especies Sensibles Exteriores).

La Imaginación elaboraría la experiencia sensible asistida por la Razón y la Forma Critica, que pide testimonio al Sentido, y da cuenta de lo ausente espacio-temporalmente, o de la Memoria; quedando el Intelecto como la potencia aditiva infinita que reflexiona sobre los conceptos-ideas, aunque estas son indisponibles.

 

 

4.2. Senso Regolato:

 

 El Sentido Común rectificado por la Razón y la Imaginación, comprendiendo la relatividad de cada finitud establecida, sería el Senso Regolato, pero el Conocimiento siempre es simulacro sin original (=sombra) que es la Naturaleza respecto a El Ser (=luz).

 

a) Intelecto:

 

Por el Intelecto sólo va a conseguir surgir en la sombra y permanecer en ella. Podrá ir comprendiendo las imágenes simbólico-numéricas (=Magia Matemática), el movimiento y el cambio (=Magia Natural), hasta que al intentar comprenderse a si mismo, vea que ES y que SE CONOCE; y que su Ser es mucho más grande que cualquier concepto sobre él.

 

b) Voluntad:

 

 Al Ser sólo puede llegar por Voluntad: por Anhelo Infinito, por dispersión de si mismo, por la no limitación a una representación de si; por la apertura de si mismo como Lugar de Infinitud de Representaciones, como el Poder de Ser Todo, disgregación de si (=Magia Metafísica). Es entonces cuando Pensar es Pensarse, abrir el mundo es abrirse, pues el Hombre es el Lugar que aparece como Ausencia.

 

Tenemos pues que no hay distinción entre Ser y Conocimiento, entre Memoria y Arte de la Memoria; todo es Doblez sin Original.

 

4.3. Memoria:

 

 La Memoria lo que haría es ejercitar la “Brecha” del Ser al Dar Cuerpo Espectral a lo que permanecería Oculto en el Olvido, lo pone en Acto; siendo una Máquina Arquitectónica de Estructuras Vacías hechas de y edificadas sobre el Ámbito de la Posibilidad de Todo.

 

4.4. Arte de la Memoria:

 

Así que la Mnemotécnia es un Saber Práctico-Artístico de Auto-posesión del Individuo, la Posibilidad de Todo. Saca a la luz las Materia-Intelectos que sólo aparecían como Ausencia, dándoles palabras plurívocas-metafóricas, que no las reduzcan totalmente al Concepto, sino que les permitan mantener el movimiento y los recorridos omni-direccionales “más allá” de la Conciencia, que serían las diversiones de la unidad omni-forme; lanzándonos, gracias a los Signos familiares de las palabras, a lo no dicho en lo dicho, a lo ilimitado indecible.

 

De aquí que la Poética sea el vehiculo natural de la Memoria, como método o matemática de la invención donde drama, público y escena son lo mismo. El Lenguaje de la Vocalidad Pura que sería el Hombre prestándose a cualquier consonantización, o conceptualización.

 

4.5. Magia:

 

De este modo, fabrica una Mente espectáculo para si misma, haciéndose huésped de todas las cosas como transparente Medio de la Posibilidad de Todo, reproduciendo la Economía Operativa de la Naturaleza, el Arte de provocar al Mundo (=Magia): auto-desgarrarse del Espacio Neutro de la Representación que es el Hombre en su tendencia a hacer aparecer las Ocultas Diferencias Materio-Intelectuales en y a partir de la Continuidad generando Libertad.

 

Ya no limita “Su mirada” a ser Sujeto-Conciencia-Filtro, sino que es El Asombro Contemplativo Inventivo que Es y Se Inventa (=Mago). Comprende la inter-influencia simultánea de Todo lo que hay, la Energía de Transición de Todo con Todo, y dedica su Intelecto, Imaginación e Ilusión a los Vínculos Triviales inesperados que relacionan distintas clases de Diferencias Ocultas; es la Conjunción Copulativa en si. De magia et theses de magia (1589).

 

Bruno, con este esfuerzo contemplativo (De gli heroici furori, 1585) conseguía hacer una Replica Racional efectiva del Desenvolvimiento Esencial de las Cosas que le permitía Pensar la Escala del Ser Continua de Diferencias Necesarias y Comprender la Inter-influencia de los Entes, pudiendo transformar al Mundo que le transforma, y romper cualquier fuerza que quiera limitarle, pues se sabe Lugar en constante Apertura hacia contener lo Incontenible, Lo Infinito.

 

 

5. El Hombre Locativo:

 

Ha conseguido la Noción de Hombre como el Irrepresentable “suelo” de toda Representación. Ha abierto la Posibilidad de ser UNO con LO IRREPRESENTABLE EN SI, ser UNO con la Divinidad.

 

5.1. Filosofía Autónoma:

 

Lo que está reivindicando es la Libre Investigación y Contemplación de una Filosofía Autónoma y Suficiente por si misma como Conocimiento Teórico-Práctico de un Sujeto que desarrolla sus Capacidades Potenciales; reorientando su Atención por el Sentido Rectificado por la Razón y el Intelecto; aunando Voluntad y Esfuerzo hacia la Acción en pro de la Libertad Individual. Cabala del cavallo pegaseo  (1585). Para lo que debe comprender la Estructura Físico-Metafísica de la Naturaleza-Auto-apertura de la Verdad a la que pertenece, que es Una Ontológicamente con la Divinidad Infinita.

Esto es: el Monismo Ontológico, Homogeneidad de los Principios constitutivos, y la Inter-influencia e Inter-transformación de Todo con Todo o Movimientos de Trans-migración en la Historia Circular de los distintos modos finitos y discontinuos en el Devenir de la Sustancia Única y Eterna (=vicissitudine).

Entonces se concibe como no compuesto, sino como el Modo Temporal del Entendimiento Universal. Siendo la mirada Sub Specie Aeternitatis.

 

Auto-desprendido e indiferente ante la propia mutación, sabiendo que pasa una vez para no regresar jamás, teniendo la Vida sentido como plena realización de si misma.

Hará un aprovechamiento integral del tiempo, buscando la máxima expresión de la existencia individual por un Esfuerzo Heroico de optimizarla llenándola de Sentido, Siendo un Fin en si la Auto-apertura hacia “más allá” de sí; dado que es el Anhelo Infinito hacia lo Otro lo que hace trascender el marco del concepto de si mismo. 

 

El Sujeto naturalizado fruto de la vicissitudine, goza de la transitoriedad de ser una parte de la Naturaleza consciente de si, es decir, de la Theofilia (=genitivo subjetivo y objetivo a la vez) como Modo de Vida y tan sólo con un Miedo Racional a ser despojado de la unión con la Divinidad en este estado.

 

La auto-comprensión autónoma, le lleva a la Conducta Virtuosa, pues conoce el Principio que regula su Vida: libertino ante la Ley y la Materialidad, practica la Tolerancia y la Filantropía Universal.

 

 

5.2. Distinción entre Hombre Locativo y Vulgo:

 

Aunque, Giordano aclara que este tipo de Saber no es asimilable por todo ser humano y hace una distinción entre el Hombre Sabio, el descrito hasta aquí, y el Vulgo Infra-racional que no puede llegar a comprenderse como dispersión hacia lo Infinito en Transmutación con la Sustancia Única, por estar demasiado apegado a lo corpóreo, y que intentar transmitírselo tiene efecto desorientador llevándole a la desesperación.

 

Este Vulgo necesita una Ley Heterónoma que le dicte la Conducta adecuada para la Convivencia Civil; ser socializado en su Nomos Estatal concreto, creado por el legislador, quien acomoda los Conocimientos Filosóficos al Sentido de cada pueblo, perfeccionando su Intelecto Práctico, potenciando los Honores Mundanos de un Hombre Activo; los Valores Estatales del Derecho, Convivencia y Obediencia;  asimilables a través de la Religión: instrumento indispensable de la Ciencia del Gobernar, pues genera y mantiene el Vínculo Inter-humano.

 

5.3. Reforma de la Religión:

 

Puesto que en aquel momento primaba el Cristianismo, Giordano no pretendía eliminarlo, sino reformarlo, para lo que preparó una Renovación Teórica (=Cosmológica, Metafísica y Teológica), que conseguiría cambiar la Noción de Hombre, llevando a una Renovación Práctica Moral, Política y Religiosa, en lo que llamaba el Ciclo Histórico Positivo después de la “Estupidez Asnal” de la Filosofía Vulgar vigente hasta el momento.

Así quería abrir una Dimensión Ético-Política, Teórico-Práctica, donde Filosofía, Teología y Poder cooperasen por un Comportamiento Humano Filantrópico, comprendiendo que la Pluralidad es muestra de la riqueza de la Infinita Sustancia; fomentando la Tolerancia ante la Diversidad Cultural, no la reducción de lo Otro a lo Mismo; y des-jerarquizando las Infinitas Posibilidades de realización con la Libertad Autónoma del Pensamiento Creativo sin Miedo a ser la Vida Errante que se Es. O al menos, por acabar con los males resultado de la Acción Humana, fruto del uso indebido de la Técnica, poniendo como base la Relación Ética asimétrica y excéntrica (=Conocimiento Teórico-Práctico) que sería la descripción del Acontecimiento sin originales y sin reducciones, pues el Otro es por definición irreductible a un momento de la Conciencia, conformándose el Sujeto al inter-responsabilizarse con él en el mantenimiento de la Paz Social.

 

En definitiva, configurar una Cultura Mundana con una Ética Social Concreta Intelectualista, Naturalista y Antidogmática, que exaltase el Mundo como Digno de Contemplación y adecuado para que el Hombre, ahora protagonista de su propio Destino por Libre Elección, con un Saber Asintótico, construya en él su Morada.

 

 

6. Reflexión Personal:

 

Entonces: ¿Qué nos distingue de Bruno?

 

 

6.1. Distinción con la Ciencia Moderna:

 

Su aparente Anarquía Metodológica, pues él trataba con una Realidad Unitaria, viva en todas sus partes, sin distinción entre los Planos Cognoscitivo y Ético. Por eso, la Noción de Infinito Cosmológico tenía consecuencias antropológicas: un Hombre como constante auto-apertura hacia hacerse huésped de toda Representación, Irrepresentable en si, que podía provocar y modelar la Naturaleza, él inclusive; guiado por Intuición Simpática, sin Método Concreto de Conocimiento o Acción.

 

Pero esta Noción quedó relegada al erigirse el Paradigma Mecanicista, supuestamente infalible (de nuevo Reducción del Hecho a la Explicación) que dividió la Noción de Realidad bruniana.

Una Naturaleza Mecánica sin principio activo, res extensa; cognoscible por un Hombre, res cogitans, Conciencia Epistemológica, o lo que es lo mismo, reducido a una de sus Representaciones; gracias al triunfo, no de la Ciencia, sino del Método Científico exacto, autoproclamado moralmente aséptico.

 

La Ciencia Actual aún se nutre de esta Noción, por eso, aunque tenga la Noción de Infinito Cosmológico, no tiene repercusión en la Noción de Hombre.

 

Al analizar la Realidad el Pensamiento Moderno se dejó algo en el paso de Hombre como Lugar de Representaciones a Hombre como Representación.

 

 

Creemos que se puede comprender la discontinuidad con Giordano si atendemos al Estudio Arqueológico que Michel Foucault, (1926 Francia- 1984), lleva a cabo en su Las palabras y las cosas: una arqueología de las Ciencias Humanas (1966).

 

En esta obra intenta señalar las discontinuidades de la Historia de la, supuestamente unitaria, Ratio Occidental, analizando las inflexiones de las sujeciones del Pensamiento. Concretamente la base del Pensamiento Moderno parte de una Noción de Hombre como Conciencia Epistemológica, esto es, como Sujeto y Objeto de Conocimiento, o Duplicado Empírico-Trascendental.

El problema de tal sujeción es que no se puede Representar al Hombre porque es la Condición de Representación, y al calificarlo de Objeto de Pensamiento, incurre en intentar tal imposible.  

 

 

La Epísteme Moderna, se centró en la especialización del Conocimiento Representativo de la Ciencias Empíricas, analizando la Realidad en Dominios objetivados con Lenguajes Analíticos, cuyas Representaciones Binarias adjudicaban a cada Cosa un Signo, con el fin de alcanzar un Conocimiento Cierto por un Cálculo Mecánico de Enumeración de lo Simple a lo Complejo; y sus respectivas historicidades, organizando linealmente la Simultaneidad.

Esto llevó a un Lenguaje separado del Mundo, manifestación de la Acción y el Querer de un Sujeto y sus Relaciones con el Exterior. Un repliegue del Pensamiento sobre si, sin salir de si.

 

Pero, por un lado, los conceptos son “Croquis”, abstracciones de la Realidad, no fragmentos Reales de ella; está confundiendo Hecho con Explicación.

Y por otro, la Representación no puede Representar sus propias Condiciones de Posibilidad, la parte Trascendental del Hombre; por eso, justo en el punto de unión entre Individuo y Generalidad hay Vacío Representativo, que es donde surgen las Ciencias Humanas (=Antropología, Psicoanálisis), y los Estudios Culturales. En propiedad, no son Ciencias Empíricas, pues aunque si aportan conocimiento, no es empírico, ya que apuntan precisamente a lo que lo éste no contempla: al  Hombre como Posibilitante de la Representación; intentando remitir la Conciencia Humana a sus Condiciones de Posibilidad con un Saber Positivo y Falible.

 

 

6.2. Parecido con la literatura Moderna:

 

 Como el Lenguaje discursivamente fragmentado de la Epísteme Moderna no contempla al Hombre Trascendental, pues éste sólo aparece como Ausente, para “dejarle hablar” necesitamos un Lenguaje liberado del Dominio de la Representación, no discursivo, separado de las Ideas, para su propia ausencia de límite, auto-refutante, apuntando hacia un Afuera in-fijable, pues al alcanzar un límite acaba de crearse el siguiente a romper.

 

Foucault propone que este tipo de Lenguaje podría ser algo similar a la Literatura, ya que al partir de la Metáfora con su afirmación de la identidad de dos cosas, manteniendo y revelando las dos en su forma, es la Contradicción del Pensamiento Discursivo; el “está y no está” que es el Hombre como Lugar del despliegue de la Representación, apareciendo como Ausencia en la Representación de todo.

 

En la Literatura se intenta que los significados no se limiten a la denotación o al concepto, sino que se mantenga su plurívocidad, escribiendo todo lo que se pueda leer en ambiguos complejos asociativos cargados de emoción. Lo cual posibilita un Pensamiento Objetivo-Subjetivo fusionado, que a través de signos familiares lanza a lo indecible que está unido a lo Dicho, invocando al ánimo discontinuo y a la Conciencia Dilatada liberada en hipótesis ilimitadas, fractales, y sin centro.

 

Este Discurso liberado a si mismo sería el Espacio Mudo donde se encontrarían las Palabras y las Cosas, que son la Doblez de la Realidad. Todo lo Dicho por el Hombre y todo lo Dicho por la Naturaleza, son un  “Efecto Espejo” sin original: el ámbito de la Posibilidad de Todo en constante Auto-apertura hacia contenerlo Todo. El Hombre como Condición de Representación Irrepresentable que se le escapó al Análisis Moderno Representativo, ha permanecido en sus límites.

 

 

Tenemos un ejemplo en el Antropo-fugismo de la Teoría del Salvataje del escritor argentino Julio Cortazar (1914 Bélgica-1984), quien, huyendo de la Noción de Hombre Racio-instrumental Moderno, y buscando su Auto-manifestación integral, utiliza una especie de Razón Poética que le permite hacer las Deambulaciones de un Mutante en un Espacio Inagotable.

 

Se basa en las Posibilidades Infinitas de un Lenguaje Literario, que no tiene por qué limitarse a la Representación, sino que, en su continuidad, le permite cualquier conceptualización de la Realidad. Entonces, haciendo Habitar cada Signo, habita la Zona no contemplada por el Sistema de Exclusión-Inclusión: la Zona de Tránsito, Incertidumbre en si, Multiplicidad Auto-repitiente de si misma, no de un objeto idéntico a si mismo, consiguiendo la Visión Intersticial de la Posibilidad de la posibilidad.

 

Retorcía el Lenguaje, rizomándolo con el Mundo, dándole nombre a lo que sólo aparecía como Ausencia, o mejor dicho, dándole Talismán bruniano, escribiendo Todo lo legible; hasta hacerle decir aquello que no estaba preparado para decir: la des-delimitación en si, más aún: la des-delimitación de sí: derramándose en un Espacio Inagotable, trascendiéndose por ese Anhelo Infinito, auto-multiplicándose, viviendo la Distracción de si Omni-direccional, haciéndose Huésped de Todas las Cosas.

Esto es ser un Mago bruniano siendo en/ con la Simultaneidad.  

 

Lo que atisbamos desde los Márgenes del Sistema, donde no hay distinción clara entre Dominio Subjetivo y Objetivo, porque escapa a tal dilema, es el Hombre como Posibilidad de Representación que el Pensamiento Moderno excluyó, la noción de Humanidad No-Sujeta, en el sentido de “No-subjetiva”, y de “No-sujetada-a” de una Posible Epísteme que, sin anular la “Epísteme Concreta”, no se reduzca a ella y se sepa posibilitadora de “Epístemes”.

 

 

6.3. Parecido con el “agotamiento” de la Epísteme Moderna:

 

Nos parece que, salvando muchas distancias, el intento de ver “Más Allá” de la Conciencia Epistemológica del Hombre con un Lenguaje Literario, y lo que intentaba hacer Giordano, ver Más Allá de la Noción de Hombre impuesta por la Iglesia con la Mnemotecnia y las palabras Talismán, son el mismo esfuerzo: Abrir un espacio entre la Explicación y el Hecho; quebrar la limitación del Hombre a una de sus Representaciones.

Podemos comprender con Bruno el agotamiento de la Epísteme Moderna y desbordar nuestros conceptos actuales, configurando una “Ciencia” que se dedique a sacar a la luz lo Oculto a través de la Imaginación Hipotética. Un Conocimiento Teórico-Práctico de lo Concreto y no una Ciencia Instrumental Dominadora de un Mundo reducido a Objeto y a Palabra. 

Bruno luchaba contra la Estupidez Asnal, cubierta por el Velo de lo Sagrado, de un Mundo finito, cerrado, jerarquizado, y un Conocimiento Cierto Impuesto por el Poder Eclesiástico con toda la Violencia Imaginable de La Congregación del Santo Oficio. 

Actualmente luchamos contra la cerrazón de la Estupidez Moderna, como dice André Glucksmann (1937 Francia- ) en La Estupidez. Ideologías del Postmodernismo (1995). Esta vez, refiriéndose al auto-proclamado omni-abarcante y moralmente aséptico Sistema de Clasificación Inclusión-Exclusión vigente, centrado en la Lógica, la Filosofía de la Ciencia y del Lenguaje, que deja fuera precisamente al Hombre como Posibilidad de Representación; sometiéndolo por la Violencia encubierta de la persuasión y la no posibilidad de pensar fuera de él.

Noción que da lugar a Sociedades como conjuntos atomizados de super-egos auto-cerrados guiados por una Mecánica Constrictiva del Pensamiento en pro de la Supervivencia Social. El Post-totalitarismo de la Idio-crácia y la Irresponsabilidad.

 

A posteriori es muy fácil ver qué dos Nociones de Hombre chocaban en la época de Bruno, pues ya lo hemos articulado en dos Conceptos Existentes frente a frente: un Hombre Criatura necesitado de Salvación, y un Hombre Autónomo con Poder para organizar su Vida. Pero, estas nociones no estaban plenamente definidas la una contra la otra, la segunda era lo excluido por el Sistema, debía ser Sacada a la Luz, lo cual no es un Acto realizable desde dentro del Sistema, sino que es algo que se dará si se crea una Distancia respecto al Sistema.

 

Extrapolando a hoy, sabemos que tenemos una Noción de Hombre Empírico-Instrumental limitadora, el cómo pensarnos sin reducirnos a una de nuestras Representaciones es la clave. No se trata de un punto de vista, se trata de aprender a ser punto de fuga.

 

 

6.4. Repercusión Político- Social.

 

Las repercusiones sociales de esta Noción de Hombre serían muy interesantes.             Aunque Bruno no desarrolló sistemáticamente ninguna Filosofía Político-Social, si defendía a la Sociedad Burguesa incipiente, en la que el progreso y la emancipación de los males naturales se deben al esfuerzo e ingenio de los individuos.   

La desigualdad entre ciudadanos y males relativos los consideraba inevitables, y la Ciencia del Gobernar debía, en general, conseguir el Bien Comunitario.

 

Aceptar “El Mal”, como irremediable y relativo es una perspectiva que podríamos aprovechar, pues el Actual Sistema Representativo de Exclusión-Inclusión supuestamente Omni-abarcante, no contempla el Mal como existente por si mismo, sino que lo define como “falta de” algo, como Nulidad, como lo Otro al Sistema.

Al no contemplarlo teóricamente, le hace impune en la práctica, pues no tenemos medios para reconocerlo, ni para luchar contra él y la Contradicción en Acto si existe; la Incoherencia Concreta no es un Subproducto de la Realidad, ES y se debe aprender a tratar/ ser con ella.

Si los Conceptos Inmóviles no sirven para tratar con la Singularidad Móvil e Irrepetible, habrá que buscar otro Método, que tal vez ya no siga la noción de “Método”.

 

 

Utilizar todas capacidades para comprender la Relatividad de la Noción de Hombre Actual, y aprender a funcionar con un Conocimiento nunca Cierto, aunque si cada vez más Probable, en una especie de improvisación de Hombre Prudente con un Conocimiento Vital No-Científico, Positivo, y Falible por lo Inagotable e Irrepresentable del Objeto.

Conseguir una Visión Coherente de esa Experiencia siempre Irrepetible y parcialmente Incompresible, que permita hacerse cargo de cada reto concreto.

 

El Hombre como acción-voluntad-esfuerzo de Bruno no necesita una Noción de Identidad a base de Violentas Exclusiones e Inclusiones para Pensar, sino que reinventa en cada circunstancia una Decisión Responsable, Abierta al Porvenir y a lo Desconocido, sabiéndose inter-definido con el Otro, acogiendo su Alteridad Radical en una negociación local y provisional sobre lo observado. Familiarizándose con el mayor numero de alternativas para alcanzar, con pequeños movimientos teóricos, la mayor comprensión posible de las estructuras, para no habitarlas inconscientemente, desvelándolas y sabiéndolas atacar por separado.

 

Un Saber Político-Filosófico, que no venda la Identidad como una Opción Personal, y la Teoría como Asepsia Impotente, sino como Saber Configurador y Estructurador tanto del Hombre particular como del Todo Social auto-transformables; que no reduzca al Hombre Creativo al Sujeto de Consumo Instrumental, reconciliando la Dimensión Sensible Cualitativa y las Necesidades Cuantitativas.

 

 

7. Su Final:

 

 Bruno cuestionó la Estructura y era inadmisible poner en duda la Cosmología Aristotélico-Cristiana que mantenía la noción de Macro-Microcosmos base del Poder de una Jerarquía Eclesiástica, ya demasiado debilitada por las divisiones internas entre Protestantismo, Anglicanismo y Calvinismo.

 

Fue denunciado por su último protector, Giovanni Mocennigo, por estar descontento con sus servicios como maestro mnemotécnico.

 

Giordano se consideraba inocente, pues creía en Una Divinidad Ilimitada, y al mantener la Doble Verdad (la Filosófica Autónoma, y la Teológica Socializadora del Vulgo Infra-racional), se prestaba a creer lo que la Iglesia quisiera, ya que la Religión era el Instrumento del Poder de cada pueblo concreto: en cada pueblo se cree en su Religión, pero de Pensar se es Libre.

Consideración que para un Tribunal que le exigía no sólo abjuración de sus pensamientos, sino también arrepentimiento por ellos, significaba ocho años en prisión sometido a tormento, y finalmente condenado a morir quemado vivo, al igual que sus obras.

 

        “Tal vez dictáis contra mí una sentencia con mayor temor del que tengo yo al recibirla.”

 

                                               E. Drewermann. Giordano Bruno o El espejo del infinito.                                                              Pg. 344.

 

        “Del fraile del pasado sólo queda la envoltura abrasada, pues lo nuevo, el pensante libre se expande ya con fuerza inmanente simbolizada por el libro que sujeta con las manos, en todas direcciones.”

 

                                   A. Castro Cuadra. Giordano Bruno (1548-1600).

        “Todo cuanto me rodea, tiene que vivir.”

        E. Drewermann. Giordano Bruno o El espejo del infinito.

 

        ¡Vuela, pequeña gaviota! ¡Vuela, Filipetto!

 

                                               E. Drewermann. Giordano Bruno o El espejo del infinito.                                                              Pg. 336.

 

 

 

 

 

 

8. Bibliografía:

 

            - OBRAS ORIGINALES DE GIORDANO BRUNO:

 

Giordano Bruno: Del infinito: El universo y los mundos. Alianza Editorial, S.A., Madrid, 1993.

 

Giordano Bruno: Mundo, Magia y Memoria. Biblioteca Nueva S.L., Madrid, 1997.

 

            - ESTUDIOS SOBRE GIORDANO BRUNO:

 

Castro Cuadra, Antonio, Giordano Bruno (1548-1600), Ediciones del Orto, Madrid, 1997.                       

 

Drewermann, Eugen, Giordano Bruno o El espejo del infinito, Herder, Barcelona, 1995.              

 

Granada, Miguel Ángel, Giordano Bruno: universo infinito, Unión con Dios, Perfección del hombre, Herder, Barcelona, 2002.

 

Granada, Miguel Ángel, La reivindicación de la filosofía en Giordano Bruno, Herder, Barcelona, 2005.

 

Granada, Miguel Ángel, El debate cosmológico en 1588. Bruno, Brahe, Rothmann, Urdus, Röslin, Bibliopolis, Nápoles, 1996.

 

            -OBRAS UTILIZADAS EN LA OPINIÓN PERSONAL:

 

Michel Foucault, Las palabras y las cosas. Una Arqueología de las ciencias humanas, Siglo XXI, 2006.

 

André Glucksmann, La Estupidez. Ideologías del Postmodernismo. Ed. Península/ Ideas. 1988.

 

                 

 

                   

 

______________________________________________

© María Esther Zarzo Durá.

Licenciada en Filosofía por UNED.

Investigadora en la UNED, Departamento Filosofía, Programa: Lectura e Historia.

 

© Revista Lindaraja. nº  19, noviembre de 2008

Foro de Realidad y ficción

 

 

----------------------------------------------------------------------------------------

Revista Lindaraja. ISSN: 1698 - 2169

 

REVISTA de estudios interdisciplinares

y transdisciplinares

 

FILOSOFÍA, LITERATURA, ARGUMENTACIÓN,

CIENCIA, ARTE

 

Foro de Realidad y ficción

www.realidadyficcion.es

www.realidadyficcion.eu

www.filosofiayliteratura.org

 

        Inicio de la página

 

 

Edición del sitio web:

© Mercedes Laguna González

Foro Realidad y ficción

18800 Baza (Granada)

 

Escríbenos