Foro universitario. Filosofía. Literatura. Argumentación. Ciencia. Salud. Arte                         
  Realidad y ficción  Revista Lindaraja. Revista de estudios interdisciplinares  ISSN:  1698 - 2169  
 

 

Revista Lindaraja

 

 

Revista Lindaraja. nº 23

13 de agosto de 2009.

 

 

Números

 

Temas

 

Autores

 

Normas de publicación

 

 

Mercedes Laguna González

    


De las emociones intensas

a la intensidad de los detalles

Cumbres borrascosas. Entre el argumento y la trama 

Mercedes Laguna González 

  kate-bush-wuthering-heights.jpg   ciencia_0049.jpg   portada_martin_gaite.jpg

 Estudio primero:

Cumbres borrascosas. Entre el argumento y la trama

Vampiros, canciones y novelas

 

Estudio segundo:

La patología de la decisión de Catherine Earnshaw

Capítulos VIII, IX y X de Cumbres borrascosas

 

Estudio tercero:

La venganza de Cathy y la mujer del espejo

Capítulos XII al XV de Cumbres borrascosas

 Bibliografía

  Artículo en Word

 

Estudio primero:

Cumbres borrascosas. Entre el argumento y la trama

Vampiros, canciones y novelas

 

Wuthering1.jpgthe guardian.jpgwuthering_heights.jpgthe guardian.jpgkate-bush-wuthering-heights.jpg

            “Los vampiros adolescentes de Crepúsculo hacen crecer en Francia las ventas de Cumbres borrascosas”. Este es el título de un artículo publicado en 16 de marzo en el periódico británico The guardian. En Francia, porque en Inglaterra, los adolescentes, en principio, ya han leído la obra de Emily Brontë; o, por lo menos, han utilizado los resúmenes que circulan en los diferentes soportes, o han visto la película. La causa de esta subida en las ventas del clásico inglés –nada menos que el 50% desde el comienzo del 2009-, es que Bella, la protagonista de la saga de Crepúsculo,  recoge una cita de Cathy Earnshaw en la que habla sobre Heathcliff: “Si perecieran todas las demás cosas, pero quedara él, podría seguir viviendo. Si, en cambio, todo lo demás permaneciera y él fuera aniquilado, el mundo se me volvería totalmente extraño y no me parecería tomar parte de él”. Bella siente los efectos dolorosos de tener que decidir entre Edward, el vampiro, símbolo de lo oscuro y lo pasional, y su amigo Jacob, un hombre lobo. Parece que se reproduce la misma situación que vivió Cathy al tener que decidir entre Heahtcliff  y Edgar Linton.

Sin embargo, la fascinación, heredada, por Cumbres borrascosas no se queda ahí. Últimamente están proliferando los blogs dedicados, aparentemente, a la novela, incluso circulan varios blogs –tanto en inglés como en español- cuya autora es Cathy Heathcliff, es decir, alguien que quiere tomar la identidad virtual de la protagonista de la novela del siglo XIX. Nos proponemos acercarnos a los personajes y a la novela de Emily Brontë a través de la traducción de Carmen Martín Gaite (también en su versión original). Comprobaremos de primera mano cómo es la historia y cómo son los personajes.

La historia de amor más allá de la muerte parece haber sufrido en los ecos de los libros y la imaginación de estos adolescentes y jóvenes, el mismo proceso que llevó a Kate Bush, después de ver la película de 1978, a escribir la canción[1] Wuthering Heights. Si miramos más atrás, parece el mismo proceso que conduce de los romances narrativos a los líricos, convertidos en canciones de juego de los niños: “El romance del infante Arnaldos”, “Mambrú se fue a la guerra”, o el más cercano “¿Dónde vas, Alfonso XII?”. Se saltan y se eliminan los largos fragmentos narrativos para dejar las escenas con mayor fuerza emocional y lírica. Lo que ocurre es que entonces la historia cambia, y se convierte en un romance distinto a aquel del que proviene. Los romances líricos y muchos de los romances que utilizaban (en pasado ya, por desgracia) los niños en sus juegos son pequeñas obras maestras de la literatura oral.            

Si analizamos un poco la situación, enseguida podemos comprobar, que éste –el de los romances líricos- no es el caso de los fans adoptivos de Cathy Heathcliff. El mismo artículo de The Guardian termina haciéndose eco del comentario de una lectora de Amazon (amazon.fr) que comenta el libro de Cumbres borrascosas: “lo había comprado porque Bella hablaba de sus personajes, pero cuando me puse a leerlo, me encontré con que usaba el lenguaje de mi abuela y, sobre todo, que había muchas páginas que sobraban”. Es cierto, realmente el libro de Wuthering Heights no es una sucesión continua de las acciones y emociones intensas de Heathcliff y Cathy Earnshaw; hay muchas más cosas, y esos elementos que componen la narración, construyéndola, explican y profundizan las relaciones entre los protagonistas, de una manera intensa, pero con un tipo de intensidad distinta al que van buscando algunos lectores, telespectadores, blogueros y foreros varios.

Darío Villanueva en uno de sus libros sobre narrativa[2] cuenta una anécdota parecida a ésta de la cliente de Amazon. Una apuesta y culta señorita que admiraba a un escritor famoso, coincidió con él en una fiesta; enseguida que pudo se acercó a él, amable y sonriente, y en cuanto tuvo oportunidad le hizo la siguiente petición: “Por favor, señor. …, hágame usted un resumen de su última novela, aún no he tenido la oportunidad de leerla, y si usted me la cuenta, ya no tendré que hacerlo”.  De la misma manera, alguien tendría que haberle dicho a Miss Emily Brontë que publicara sólo las páginas de Cumbres borrascosas en donde se cuentan los momentos más emocionantes y apasionantes de la historia. No creo, por supuesto, que la autora le hubiera hecho caso, aunque la petición le llegara del más allá del tiempo, informándole de que en el futuro las gentes que compran compulsivamente libros -aunque tengan que sufrir largas colas para conseguir los primeros la última novedad- exigieran que se cambiara la forma de escribir novelas. 

Lo que está en juego es el papel decisivo de la intriga en los textos narrativos. Desde Aristóteles en su Poética, pasando por los tres volúmenes de Paul Ricoeur dedicados al Tiempo y la narración, desde la orilla filosófica, los estudiosos de la literatura y, en especial de los textos narrativos, han subrayado la importancia de la organización de los distintos elementos de la trama en torno a una intriga: el orden de los acontecimientos, tal y como aparecen presentados, la estructura que establece el narrador, sometiendo tanto el tiempo como el espacio a los intereses de su organización, posibilitan que la intriga concreta de la novela tenga un sentido determinado, como totalidad. En el caso que nos ocupa, el título de la obra proporciona una de las pistas decisivas para su interpretación: el verdadero protagonista es Cumbres borrascosas, no sólo la casa, es todo el espacio de ese lugar apartado del condado de Yorkshire, con su meteorología y sus condiciones adversas para sobrevivir si eres débil y estás enfermo; condiciones provocadas por la época, por el alejamiento de los núcleos urbanos, por las costumbres y formas de vida, por una manera de enseñar la religión y las normas de comportamiento que provocan por su rigidez e intransigencia lo contrario de lo que persiguen.

Continuación del artículo en Word

 

 Estudio primero:

Cumbres borrascosas. Entre el argumento y la trama

Vampiros, canciones y novelas

 

Estudio segundo:

La patología de la decisión de Catherine Earnshaw

Capítulos VIII, IX y X de Cumbres borrascosas

 

Estudio tercero:

La venganza de Cathy y la mujer del espejo

Capítulos XII al XV de Cumbres borrascosas

 Bibliografía


___________________________________


[1] Se puede ver la letra de la canción en la presentación visual que adjuntamos sobre Cumbres borrascosas. Allí también aparece el vínculo al videoclip.

[2] Villanueva, Darío. La novela como lenguaje. El oficio de narrar. Madrid, Ed. Cátedra, 1989.

 

 

 

 

 

        

________________

© Mercedes Laguna González.

 Licenciada en Filología Hispánica por la Univ. Autónoma de Madrid y Licenciada en Filosofía por la UNED. Magíster en Filosofía contemporánea por la Universidad de Granada. Investigadora Doctoral en el Dpto. de  Filosofía I y en el Dpto. de Didáctica de la Literatura de la Universidad de Granada.

 

© Revista Lindaraja. nº 23. 

13 de agosto de 2009.

Revista de estudios interdisciplinares.  ISSN:  1698 - 2169

 

Foro de Realidad y ficción

 

Inicio de la página

 

   
 

© Foro de Realidad y ficción. Editora: Mercedes Laguna González. Todos los derechos reservados, 2004-2009. Baza (Granada). España